• Asesoría legal en línea

10 TIPS PARA ENTENDER EL “DIVORCIO EXPRÉS”

Actualizado: mar 25


Las leyes en materia de divorcio anteriormente ordenaban que para que una persona se pudiese divorciar tenía que acreditar una causa real, sin embargo, actualmente ya en muchos estados de la República se contempla que para que una persona pueda proceder a un divorcio no requiere una causa específica, pues existe la modalidad del divorcio incausado. En este artículo intento brindarte la asesoría jurídica básica si estás atravesando por un proceso de divorcio, o algún conocido tuyo lo está; a través de 10 puntos, intentaremos visualizar en qué consiste eso que muchos abogados y gestores llaman también “divorcio exprés”. 

UNO. Primero, entendamos a qué se refiere ese concepto tan usado por gestores y abogados de “divorcio exprés”. En realidad, no se trata de un proceso que tenga esa cualidad de ser exprés, pues en realidad también tiene sus tiempos legales y, aunque sí suele ser más veloz que los otros tipos de divorcio, tampoco podríamos decir que queda listo como por arte de magia o en un día. De hecho, el tiempo promedio oscila de entre 3 a 6 meses, según las circunstancias y la carga de trabajo de los tribunales.

DOS. Entendamos que la denominación de divorcio incausado responde a que este tipo de divorcio aplica con la sola voluntad de uno de los cónyuges. No es necesario, en ese sentido, que se demuestre una causa para que se esté en condiciones de divorciarse, simplemente con que “se quiera” se puede.


TRES. Lo más importante sería verificar si en el estado de la república en el que vives se regula ya, el llamado divorcio incausado. En realidad, lamentablemente son minoría los estados en los que ya se permite el divorcio incausado:

  • Ciudad de México

  • Estado de México

  • Hidalgo

  • Tamaulipas

  • Sonora

  • Yucatán

  • Coahuila

  • Nuevo León

En ese sentido, si tú te encuentras en uno de estos estados, puedes proceder a divorciarte en esta modalidad.


CUATRO. Si quieres divorciarte y estás en un estado que lo permite mediante el divorcio incausado, debes entender que también este tipo de divorcio conlleva una demanda, misma que debe ser redactada por un abogado, pues la representación jurídica ante el Tribunal debe llevarla un profesional de la materia con su cédula profesional vigente. Existen abogados de oficio que pueden ayudarte si eres de escasos recursos o bien, puedes acudir a un abogado especialista para que no exista margen de error en la redacción de la demanda.


QUINTO. El divorcio incausado no es un divorcio administrativo, el cual sí puede considerarse como exprés, pues queda tramitado en una sola diligencia ante un Registro Civil. La diferencia más importante sería que para el divorcio administrativo forzosamente se requiere la voluntad de ambas partes para que acudan de común acuerdo a realizar su trámite ante el Registro Civil.

SEXTO. El juicio de divorcio incausado o exprés permite que se concrete el divorcio, pero aún quedarán pendientes las demás cuestiones consecuencia del matrimonio, es decir si hubo hijos… esas cuestiones se refieren a quién se quedará en el hogar, quién tendrá la guarda y custodia de los niños, de cuánto será el monto de pensión, etc., por lo que dichas cuestiones se siguen tramitando en el juicio correspondiente.


SÉPTIMO. El divorcio exprés permite que, ya cuando se decretó, se acuda al Registro Civil, con un oficio que emite el Juzgado correspondiente para que se haga la anotación del divorcio en el acta correspondiente. Hecha esta anotación, se está en aptitud de volver a contraer matrimonio.

OCTAVO. Es un mito que mediante el divorcio exprés no tengas ni siquiera que pararte en el tribunal. Si bien, existen casos particulares en los que eso puede ser posible, realmente sí se cita a las partes a, por lo menos, una audiencia, en la que se tiene que interactuar con el otro divorciante.

NOVENO. El divorcio incausado, como su nombre indica, no necesita causa, pero si en tu caso no aplica este tipo de divorcio, tendrás que acreditar alguna de las siguientes causas para poderte divorciar, según lo marca el artículo 276 del Código Civil Federal:


Artículo 267. Son causales de divorcio:


  1. El adulterio debidamente probado de uno de los cónyuges;

  2. El hecho de que la mujer dé a luz, durante el matrimonio, un hijo concebido antes de celebrarse este contrato, y que judicialmente sea declarado ilegítimo;

  3. La propuesta del marido para prostituir a su mujer, no sólo cuando el mismo marido la haya hecho directamente, sino cuando se pruebe que ha recibido dinero o cualquiera remuneración con el objeto expreso de permitir que otro tenga relaciones carnales con su mujer;

  4. La incitación a la violencia hecha por un cónyuge al otro para cometer algún delito, aunque no sea de incontinencia carnal;

  5. Los actos inmorales ejecutados por el marido o por la mujer con el fin de corromper a los hijos, así como la tolerancia en su corrupción;

  6. Padecer sífilis, tuberculosis, o cualquiera otra enfermedad crónica o incurable que sea, además, contagiosa o hereditaria, y la impotencia incurable que sobrevenga después de celebrado el matrimonio;

  7. Padecer enajenación mental incurable, previa declaración de interdicción que se haga respecto del cónyuge demente;

  8. La separación de la casa conyugal por más de seis meses sin causa justificada;

  9. La separación del hogar conyugal originada por una causa que sea bastante para pedir el divorcio, si se prolonga por más de un año sin que el cónyuge que se separó entable la demanda de divorcio;

  10. La declaración de ausencia legalmente hecha, o la de presunción de muerte, en los casos de excepción en que no se necesita para que se haga ésta que proceda la declaración de ausencia;

  11. La sevicia, las amenazas o las injurias graves de un cónyuge para el otro;

  12. La negativa injustificada de los cónyuges a cumplir con las obligaciones señaladas en el Artículo 164, sin que sea necesario agotar previamente los procedimientos tendientes a su cumplimiento, así como el incumplimiento, sin justa causa, por alguno de los cónyuges, de la sentencia ejecutoriada en el caso del Artículo 168;

  13. La acusación calumniosa hecha por un cónyuge contra el otro, por delito que merezca pena mayor de dos años de prisión;

  14. Haber cometido uno de los cónyuges un delito que no sea político, pero que sea infamante, por el cual tenga que sufrir una pena de prisión mayor de dos años;

  15. Los hábitos de juego o de embriaguez o el uso indebido y persistente de drogas enervantes, cuando amenazan causar la ruina de la familia, o constituyen un continuo motivo de desavenencia conyugal;

  16. Cometer un cónyuge contra la persona o los bienes del otro, un acto que sería punible si se tratara de persona extraña, siempre que tal acto tenga señalada en la ley una pena que pase de un año de prisión;

  17. El mutuo consentimiento.

  18. La separación de los cónyuges por más de 2 años, independientemente del motivo que haya originado la separación, la cual podrá ser invocada por cualesquiera de ellos.

  19. Las conductas de violencia familiar cometidas por uno de los cónyuges contra el otro o hacia los hijos de ambos o de alguno de ellos. Para los efectos de este artículo se entiende por violencia familiar lo dispuesto por el artículo 323 ter de este Código.

  20. El incumplimiento injustificado de las determinaciones de las autoridades administrativas o judiciales que se hayan ordenado, tendientes a corregir los actos de violencia familiar hacia el otro cónyuge o los hijos, por el cónyuge obligado a ello.

DÉCIMO. El divorcio incausado es un juicio, requiere abogado y tribunales, eso es un hecho, por lo que, si algún abogado o gestor te quiere cobrar y te dice que él se encarga de todo… ¡no lo creas! Siempre es mejor contar con la confianza de una asesoría personalizada.

Escrito por Ernesto Rizo

Asesoría legal en línea

Diseñado por DIAM ADS

© Copyright 2020 - Asesoría legal en línea

  • Facebook
  • Instagram
  • YouTube